Seleccionar página

Generalmente se nos hace habitual olvidarnos de nuestra puerta de garaje, y es por ello que el hecho de no acordarnos de esta no puede ocasionar un gran problema al momento de usarla. Para evitar este problema a continuación se darán una serie de pasos realmente sencillos que permitirán aumentar en gran manera la vida de nuestro automatismo, evitándonos ciertos quebraderos de cabeza. Mi empresa
Inspeccionar las entradas de agua y humedad
Son muchos los casos en los que al no tener control de la entrada de agua y la humedad, permiten estropear la placa de control del automatismo en tu puerta de garaje. En este caso hay que estar atentos y asegurarnos de que no entre agua por ninguna de las aberturas del cuadro de control, ni por los tornillos ni tampoco por los conductores eléctricos. En este caso, se recomienda seguridad las aberturas o entradas de cables y demás elementos, con silicona.
Inspeccionar la entrada de insectos
Al igual que el paso anterior este resulta importante, en este sentido, tanto insecto como otros animales pequeños ya sean ratones, lagartos, etc. Al entrar al cuarto de control pueden generar un cortocircuito o demás problemas dañinos al mismo. Esta situación suele presentarse sobre todo en aquellos motores que se encuentran colocados en el suelo y en la cual la entrada de los conductores eléctricos se ha dejado totalmente libre. Para evitar lo anterior basta con sellar dicha entrada ya sea con goma, pegamento o silicona.
Inspeccionar el cuadro de control
Cada cierto tiempo o semanalmente deberás vigilar el cuadro de control, flexionando que no exista sobrecalentamiento y fijándote muy bien en los elementos de control observando principalmente se están chamuscados o recalentados (basta con observar su color así como estar atentos al olor que emanan). Por supuesto lo anterior debe hacerse con el sistema desconectado de la alimentación eléctrica, para evitar cualquier riesgo eléctrico.
Limpiar las zonas relevantes del portón eléctrico
Se recomienda evaluar cada cierto tiempo el nivel de polvo que puede existir en los alrededores del portón eléctrico. En este sentido, se debe limpiar con una brocha o un trapo seco o medio húmedo las áreas mecánicas y no engrasadas del automatismo, todo esto con la simple intención de evitar la obstrucción de alguno de los elementos móviles del portón eléctrico debido a partículas inherentes.
Se debe hacer notar que en puertas abatibles, de acuerdo a las bisagras que presente o donde estén montados se pueda acumular ciertas partículas en la parte baja, provocando que estas no aperturen correctamente. De allí que la limpieza resulta sumamente importante.
Otro tipo de puertas como por ejemplo las basculantes o en aquellas que tengan guías laterales muchas veces se le ha colocado un exceso de grasa muy consistente con lo cual con ayuda del polvo hace que se coloque más dura ocasionando un gran atasco en la movilidad del portón.
Aplicar lubricante adecuadamente
Se recomienda aplicar grasa como mínimo cada dos meses, en especial grasa líquida o en spray. Es común que muchas personas piensen que la grasa es consistente resulta mejor sin embargo no es así, ya que en ocasiones como se vio en el apartado anterior esta se coloca dura ocasionando atascos. Cabe destacar que cualquier tipo de grasa se puede encontrar en cualquier local ferretero industrial.
Cabe destacar que los puntos que se va engrasar son aquellos que le permiten dar la movilidad al portón eléctrico, en este sentido hablamos de bisagras, el piñón, las ruedas, los rodillos superiores, los rodillos inferiores, y cualquier otra parte móvil.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!